Accesorios para el vino


portada

El mundo del vino es realmente apasionante, existen gran variedad de artículos que se han creado con la finalidad de hacer la vida de los amantes del vino más fácil. En esta entrada te mostraremos algunos accesorios básicos y prácticos que no deben faltar y otros que podrías pensar en incorporar.

Sacacorchos

Es un elemento fundamental, un buen amante del vino siempre debe tener a mano el suyo. Los hay de palanca, de alas, plegables, de pared, eléctricos o incluso de aire comprimido, pero sin duda el más fácil, cómodo y sencillo de usar en el sacacorchos de dos tiempos.

Cortacápsulas

Los cortacápsulas son un elemento muy útil y cómodo, un giro de muñeca y un segundo son suficientes para desprender la cápsula de la botella. No obstante es un accesorio prescindible si tu sacacorchos tiene navaja incorporada.

Decantador

Como ya sabemos hay vinos que necesitan “respirar” antes de ser bebidos, especialmente si tienes un crianza. El decantador permite que el vino se aire y se exprese mejor, en cuanto a cuerpo y aromas se refiere. Solo debes verter el vino en el decantador, moverlo un poco y esperar unos minutos antes de servirlo.

Tapones

Por lo general al abrir una botella es recomendable terminarla el mismo día, en caso contrario puedes guardarla para beberlo en otro momento. Es muy importante que quede bien sellada para que el vino no pierda sus cualidades. Existen tapones de silicona, corcho, metálicos, incluso como ya hablamos en una anterior entrada existen tapones con una pequeña bomba de aire que extrae el oxígeno, evitando que el vino se oxide y así mantenerlo por más tiempo.

Cortagotas

Es muy habitual que algunas gotas resbalen por la botella al momento de servir, manchando el mantel de la mesa, o tu ropa…existe un elemento muy sencillo que consiste en una especie de anillo de aluminio o plástico  que garantiza que no desaproveches ni una sola gota de Brumas de Ayosa favorito.

Bodega Comarcal Valle de Güímar.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario