La importancia del color del vino


portada

¿Alguna vez te has preguntado el color que va a tener un vino que has estado a punto de comprar? Cuando observamos un vino, la característica óptica más importante es el color, lo primero que debemos hacer para valorar un vino es observarlo detenidamente, su color y consistencia permitirán empezar a obtener la primera información sobre el vino.

El color del vino viene dado por el color de la piel de la uva con la que se haya elaborado, un vino blanco proviene de las uvas verdes o blancas, un vino rosado se obtendría dejando macerar por poco tiempo el mosto con la piel de la uva y un vino tinto se obtendría dejando macerar el mosto con la piel de la uva hasta alcanzar el color deseado por el enólogo.

Pero no es de la elaboración de los vinos de lo que queremos hablar, sino del color del vino en su etapa de guarda. Se suele clasificar el vino de acuerdo con su color (blanco, tinto o rosado) pero el asunto es más complejo de lo que pudiera parecer a primera vista.

Colores del vino tinto

Dependiendo de la edad y de la variedad, los colores de los vinos tintos van desde el teja hasta el violáceo, pasando por tonos cereza, granate o púrpura. La intensidad de colores es importante porque nos indica que a medida que van envejeciendo, los vinos tintos van perdiendo su color (se van aclarando) También nos dan señales de maduración de la uva, mientras más oscuro mayor madurez. Es importante señalar que cada variedad tiene su propia coloración.

tinto

Colores del vino rosado

El color de un vino nos indica si estamos ante un vino sano, sin defectos. Debe ser claro y transparente, brillante, sin sedimentos ni brumoso. Los colores de los vinos rosados van desde el piel de cebolla hasta el rosa frambuesa, pasando por tonos rosa claro, salmón o rosa franco.

rosado

Colores de vino blanco

Por regla general, los vinos blancos, a medida que van envejeciendo, se van oscureciendo. De acuerdo a su nivel de evolución, la gama de colores de los vinos blancos van desde el pajizo verdoso hasta el ámbar, pasando por el amarillo pálido, amarillo claro y dorado.blanco

Bodega Comarcal Valle de Güímar

 

 

 

Deja un comentario