Maridaje queso y vino


El maridaje de vinos y queso puede ser considerada una de las mejores combinaciones gastronómicas.

maridaje queso y vino

La relación del vino y el queso viene de mucho tiempo atrás, si no, recuerda la famosa frase “que no te la den con queso”.

Pues bien, tiene su origen en una artimaña o picaresca que antes era muy común. Antiguamente los bodegueros cuando querían “engañar” a sus posibles compradores les daban queso para acompañar sus vinos con el fin de disimular los posibles defectos del mismo, puesto que un queso de fuerte sabor nos enmascara el vino que degustemos.
Como regla principal el sabor del queso debe de ser menor o igualar al del vino, es decir, un queso suave como un camembert lo podremos acompañar de un vino de sabor suave y sin mucho cuerpo, mientras que si lo que vamos a comer es un queso fuerte, como un cabrales, deberemos acompañarlo de un vino con mucho cuerpo y sabor.

Algún consejo para maridar vino y queso

El mejor consejo que podemos darte para maridar queso y vino es que no tengas miedo de probar. Al final lo que se impone es el sentido común, donde podremos ir mezclando vinos y quesos y elegir por nosotros mismos las mejores combinaciones.

• Una buena combinación es que el queso con el vino que se elaboran en el mismo lugar o región. Por ejemplo, un queso canario casará muy bien con un vino D.O. Valle de Güímar.
• También hay que tener en cuenta que, a mayor curación del queso, mayor crianza del vino y por lo tanto mayor cuerpo, y viceversa. Esta regla sirve tanto para blancos como para tintos.
• Los quesos blandos maridan a la perfección con un frizzante y vinos espumosos ya que el carbónico o las burbujas potencian las buenas sensaciones en boca y ayudan a limpiar el exceso de grasa de estos quesos con la acidez de estos vinos.

Pequeña guía

Queso parmesano con vinos tintos jóvenes o blancos suaves.
Queso fresco con vinos blancos ligeros y secos.
Queso semicurado (manchego, idiazábal…) con vino blanco seco .
Quesos curados o muy curados (manchego, castellano..) con vinos de crianza con cuerpo o blancos fermentados en barrica.
Queso de tetilla, brie… con vinos jóvenes (blanco o tinto) ligeros y afrutados.
Quesos azules (gorgonzola, cabrales…) con vino tinto reserva o con vinos olorosos y amontillados.
Queso de cabra con vino blanco seco y afrutado.
Quesos cremosos, de untar como Torta de Casar, …con vino tinto joven afrutado y ligero.

Bodega Comarcal Valle de Güímar.

 

Deja un comentario